PLÁTICA DE CUARESMA – 2017

El pasado lunes 20 de febrero se llevó a cabo la tradicional Plática de Cuaresma en la casa del Movimiento, presidida por el Padre Gonzalo Castro, con una enorme asistencia.

Algunos de los puntos más relevantes de la plática fueron:

La cuaresma nos invita a dar a Dios un “Sí” libre, generoso y comprometido para así comprometernos en el proceso de la redención y lograr nuestra salvación. No vivirla desde afuera cumpliendo con las normas en forma superficial, ayunos, vigilias, tomando pequeños sacrificios muchas veces inútiles; sino hacer las cosas normales de nuestra vida con la Santidad de la Vida Diaria; bastante cruz tiene la vida, por ello lo que debemos hacer es asumir nuestras cruces, nuestras dificultades con alegría y con entrega.

Vivir cabalmente, con toda la fuerza que nos da el saber que Él ya nos perdonó y si lo asumimos: somos salvos. Pero la salvación no es un hecho individual, la redención es para todos. Él dio su vida, a mi me toca asumir que lo ha hecho por mí y por todos y ahí entra nuestra posibilidad de ser corredentores. Resumir el mensaje de salvación a su esencia, es decir, misericordia; para con nosotros mismos y con los demás, asumiendo nuestros deberes. Meditando… ¿Cuándo me he sentido como Jesús en el Huerto de Getsemaní? ¿Cuándo he atravesado mis noches obscuras en la fe debido al sufrimiento mío y de los míos?

Ser católico y Schoenstattiano no es una membrecía, es un camino, y nadie está llamado a hacer solo este camino. En esta cuaresma se nos invita a abrir la puerta de nuestro corazón para dejar entrar a nuestros prójimos, a que nos despertemos de vivir por encima y nos encontremos con ellos como don y regalo que son y que merecen ser acogidos, amados.

Todos tenemos “espacios ciegos” en nuestra vida que al igual que los espejos retrovisores en los autos, que nos impiden ver a los otros y abrirles el corazón para compartirles lo que tenemos y lo que somos, o a quienes quizá vemos, pero nos parece que no tienen nada que darnos, que aportarnos.

La soberbia, la vanidad y los apegos nos impiden abrir el corazón para ser instrumentos del amor de Dios para los demás. Seamos dóciles a las inspiraciones de la palabra de Dios y preguntémonos a que nos llama la Palabra de Dios.

Al término de la plática los asistentes se dividieron en siete grupos para meditar siete pasajes diferentes del evangelio y que cada grupo estableciera basados en la Palabra de Dios como vivir una conversión profunda en esta cuaresma.

 

IMG_7418 IMG_7421 IMG_7423 IMG_7424 IMG_7426 IMG_7427 IMG_7429 IMG_7430 IMG_7435 IMG_7436 IMG_7437 IMG_7438