Quince años de fidelidad y fecundidad: Santuario María Camino al Cielo

Quince años de fidelidad y fecundidad

Gabriela de la Garza •

 El día estaba nublado y el camino al Santuario cubierto de neblina, por lo que teníamos que ir despacio y con precaución subiendo los casi 2 km del camino hacia el Santuario. Nada más llegar, entre nubes, se sentía como si estuviéramos realmente en el cielo.

María Camino al Cielo es el nombre del Santuario de Schoenstatt en Monterrey, que el pasado 18 de mayo cumplió 15 años, tiempo lleno de gracias y bendiciones, de abundantes frutos y de muchísimos corazones transformados.

Un nuevo Santuario para la diócesis

 El domingo 21 fue la misa del festejo de aniversario, y tuvimos la dicha de que Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de nuestra arquidiócesis, nos acompañara en esta celebración, trayendo el decreto oficial en donde se declara que este bello lugar de gracias es ya un Santuario diocesano.

Comentaba Monseñor: “un Santuario en la montaña tiene su belleza y su dificultad, como todas las cosas de Dios […] Recuerdan ustedes la historia de la salvación, toda está señalada por montes donde Dios ha manifestado su gracia: en el monte Moria, Abraham ofrecía a su hijo Isaac en sacrificio y Dios lo detuvo; en el Sinaí el Señor nos regala su Palabra, las Diez Palabras, su Ley; en el monte Carmelo el profeta Elías defenderá a Dios como único Señor; en un monte Jesús predicará las bienaventuranzas; en el monte Tabor se transfigurará y en el monte Sion acontecen los misterios de nuestra salvación, la muerte y resurrección del Señor. Y en todo vemos estos dos lados de una misma medalla: lo bello y lo difícil […] Ustedes vivirán esos dos lados, y esperamos que siempre el primero sea el más importante, como toda vida cristiana siempre llena de gracias de Dios pero también dificultades por nuestros pecados y negligencias”.

 María, abogada nuestra

 A María le decimos “abogada nuestra” porque es nuestra mamá y no hay mejor defensora de un hijo que la mamá, continuó diciendo el Arzobispo. Esa es la tarea y misión de este Santuario: que brille la Abogada, la Madre de Dios y Madre nuestra, la que siempre intercede por nosotros y que la Iglesia le llama la llena de gracia […] Que Dios permita que este Santuario continúe así, que ustedes recurran aquí para encontrarse con la gracia de Dios manifestada en la Virgen María que siempre cuida de sus hijos […] Así pues, este Santuario, aunque tenga esas dos características, bello y difícil de subir, puedan ustedes remontarse a las cosas más importantes de nuestra fe, porque las cosas bellas siempre son difíciles y nosotros, apoyados siempre en el amor de Dios manifestado en Cristo y fortalecido por el Espíritu Santo, seguimos en la búsqueda de la belleza a pesar de cualquier dificultad.

Frutos de estos primeros quince años

Ese día, la familia toda ofrecimos y agradecimos a Dios los diferentes apostolados e iniciativas que han surgido fecundamente: Entrelazados (apostolado social) , las matlachinas “Corazones danzantes de María”, el Proyecto Altar Familiar, el futuro Colegio Monte Reina, el CIEES (Congreso Iberoamericano de Empresarios y Ejecutivos Schoenstattianos), la Campaña de la Virgen Peregrina, las alianzas de peregrinos, que este día fueron 132… y muchas otras más.

Con mucha emoción, Rosario Rodríguez expresa lo que todos sentimos: “¡Gracias a Dios, gracias a la Mater, gracias al Padre Fundador por velar y cuidar de su obra desde el cielo! Todo esto se lo ofrecemos con cariño y alegría a la Mater y le pedimos que nos siga regalando la gracia de la fidelidad a la Alianza de Amor y nos entregamos a Ella con renovadas fuerzas por los próximos años por venir. ¡Mater, aquí estamos! ¡Bendita seas! ¡Toma mi corazón agradecido!”.

15 años 6