Despedida Padre Stefano

El día de ayer se llevó a cabo la cena para despedir a nuestro querido Padre Stefano.

En un ambiente familiar más de 400 personas de todas las ramas y comunidades e incluso personas fuera del Movimiento nos reunimos para agradecerle al Padre por sus 15 años de entrega, servicio y cariño hacia su familia de Schoenstatt Monterrey.

Como una gran familia de familias todos disfrutamos junto al Padre una linda noche llena de sorpresas para demostrarle cuánto lo queremos y lo valiosa que ha sido su presencia entre nosotros.

Nuestros jefes de rama dieron la bienvenida a todos y se dirigieron al Padre con un mensaje de agradecimiento. Enseguida el Padre agradeció a todos por su presencia expresando su sentir ante este cambio en su camino de vida sacerdotal. 

Mientras disfrutamos de una rica cena jugamos “Kahoot” con preguntas relacionadas con el Padre. Nos divertimos mucho mientras tratamos de contestar acertadamente. El ganador fue por supuesto el “padre Kentenich” pues es quien más y mejor lo conoce.

Enseguida se presentaron algunos mensajes de agradecimiento donde se le expresó al Padre todo lo que ha sembrado en nosotros, anécdotas vividas con él, y cómo logró conquistar poco a poco con sus palabras, disposición y cariño, todos nuestros corazones.

Como parte del agradecimiento 3 matrimonios de la rama le entregaron al Padre unos regalos entre los que estaban un cuadro con la imagen de la Mater compuesto por fotos de todos y un álbum donde todos pudimos firmar y externarle nuestra gratitud y cariño.

Un poco más tarde llegó el mariachi que con su canto y entusiasmo logró contagiar a todos en un ambiente de alegría.

Juntos cantamos el corrido de Monterrey con letra especial dedicada al Padre.  ¡Después él cantó junto a todos los hombres presentes la canción de El Rey!

A lo largo de toda la noche el Padre estuvo recibiendo muestras de cariño de todos los asistentes que se acercaban a saludarlo, agradecerle o tomarse una foto con él.

Entre sentimientos de gratitud, alegría y nostalgia, todos pudimos demostrarle al padre Stefano lo bendecidos que hemos sido  al haber coincidido con él todos estos años en Monterrey, ciudad  que siempre será su casa y donde siempre lo recibiremos con los brazos abiertos.

¡Gracias Padre!

DPS-2.jpg
DPS-3.jpg
DPS-4.jpg
DPS-5.jpg
DPS-6.jpg
DPS-14.jpg
DPS-13.jpg
DPS-12.jpg
DPS-11.jpg
DPS-10.jpg
DPS-9.jpg
DPS-8.jpg
DPS-1.jpg