Mensaje de Navidad P. Carlos Padilla

Queridas familias de nuestra rama de familia de Schoenstatt

Les mando un fuerte abrazo y bendición y les deseo una feliz Navidad, es una época que siempre nos conmueve en lo más profundo del corazón y este año de una forma especial, porque es una Navidad en un tiempo difícil que estamos viviendo, en el que queremos tener muy presente y rezar por todas las personas que nos han dejado en este año, pedir por ellas y por las familias que más sufren estas pérdidas, rezamos por los enfermos que están pasando por el Covid en este año difícil que nos ha tocado vivir; pero en este tiempo tan difícil, no perdemos la esperanza ni la alegría y confiamos en que este Niño, este Dios que se hace Niño, porque, Dios viene a hacerse hombre como nosotros, a sufrir como nosotros y acompañarnos en nuestro dolor; y decirnos que hay esperanza, que sigamos luchando y sigamos confiando, que no dejemos nunca de creer, que Él está con nosotros. Él ha venido a quedarse en nuestros corazones, y esa certeza, es la que nos conmueve, la que nos sostiene en este momento, para que no perdamos el tiempo en cosas poco importantes y nos centremos en lo que realmente importa, en lo que realmente vale la pena, en ese amor a Dios, que Dios sembró un día también en nuestra alma, Él puede hacer que nuestra forma de mirar la vida sea muy diferente, yo los invito a que desde el Santuario, unidos espiritualmente, recemos y confiemos, nos  acompañemos bendiciéndonos los unos a los otros, un abrazo y mi bendición